Revestimiento del suelo. Zaragoza

Revestimiento del suelo. ZaragozaEn la optimización de la habitabilidad de los inmuebles, el revestimiento del suelo es uno de los factores más esenciales.Debido a su resistencia y a que no padecen gastes conocidos transcurrido un tiempo, las baldosas de piedra, muy indicadas para exteriores, también pueden ser utilizadas en interiores o bien en zonas donde haya mucho tránsito de personas.Las baldosas de cemento, o losas hidráulicas, están fabricadas con cemento compacto.

Su superficie se colorea con pigmentos, de color llano o bien formando dibujos.El azulejo es una pieza alfarera de porcelana, afín a la losa, de poco espesor y con una de sus caras vidriada (resultado de la cocción de una substancia a base de esmalte que se torna impermeable y brillante).

Presenta muy diferentes formas geométricas, siendo las más rebosantes el cuadrado y el rectangular.La azulejería como recurso ornamental en parques y jardines es una incesante frecuente en países templados, por las características de resistencia, funcionalidad y belleza de este elemento arquitectónico.

Aplicados en paredes, pavimentos y techos de viviendas, palacios y arquitectura religiosa, o bien en jardines y redes del tren metropolitano, los temas de la decoración abarcan un amplio abanico, desde fáciles composiciones geométricas o vegetales hasta barrocos capítulos históricos, escenas mitológicas, iconografía religiosa y motivos costumbristas.

Los azulejos son fáciles de limpiar y mantener, tienen un acabado refulgente y pueden colocarse de forma vertical o bien horizontal.Con el acabado de esmalte, se obtendrá una impermeabilización del producto, con las ventajas que esto conlleva.Estos elementos son los más tradicionales para envolver los muros de estos espacios, dependencias húmedas y que requieren ciertas condiciones en la predisposición de sus materiales.

Existen también azulejos de piedra apropiados para el cuarto de baño, aunque suponen una opción algo cara.